Ética, 1115

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ética, 1115

Mensaje  Admin el Sáb Nov 19, 2011 10:27 pm

María Alejandra Suárez Mandujano 1115

La ética en el Diseño y la Comunicación Visual

Yo tengo opiniones encontradas con respecto a este tema, reflexionando sobre él para este texto me encuentro con que hay varias cosas que no había pensado y también que hay muchas más que no pensaré hasta verme en una encrucijada como tal.

Desde pequeña en mi familia me han inculcado una doble moral extraña en cuanto al trabajo se refiere, por un lado siempre se ha manejado el concepto de honorabilidad, de hacer las cosas bien o no hacerlas y de seguir lo que uno cree que debe hacer. Pero por el otro hay un aspecto confuso que dice que hay que comer, y que cuando el hambre llega hay que pensar primero en saciar la panza que los valores.

Así que en realidad mi educación me pone en un conflicto, porque no me gustan las cosas turbias, yo creo firmemente en que el esfuerzo y el trabajo duro recompensas aun si toma su tiempo y que a veces lo correcto no es lo más fácil pero sí lo más gratificante. Sin embargo me pregunto hasta qué punto el concepto de correcto puede deformarse para adaptarse a una situación.

Trabajando como diseñador o más aún como un comunicador visual me parece que esa ética es difusa, uno se ve obligado por su oficio a transmitir el mensaje de un cliente, siéndonos indiferente el hecho de estar o no de acuerdo con el mensaje o con el cliente en si.
Sin embargo hay causas que ponen en juego los propios valores del comunicador, hasta que punto puede uno ignorar aquello que cree correcto por cumplir con un trabajo es lo que hay que cuestionarse. Me suena mucho la palabra profesionalismo, esa habilidad en algunos casos sobre humana de anteponer el trabajo a los aspectos privados e individuales para hacer lo que se ha solicitado.

En mi opinión es ahí donde se define la ética del comunicador gráfico, hasta que punto puedes o no puedes entregar un trabajo o comunicar un mensaje sin importar si crees o no en él, si estas o no de acuerdo con su contenido. Es decir hasta que punto tu trabajo y tu deseo de vivir de lo que te gusta hacer, se ve limitado por la presión de saber que, por ejemplo, el partido político para el que trabajas no es el que beneficiaría a una u otra causa, o ya definitivamente hasta que punto estas dispuesto a comunicar mensajes que pueden ser engañosos o dañinos por entregar y más aún por recibir un pago.

Creo que no sería correcto decir que el dinero mueve al mundo aunque así sea, porque no podemos comer valores ni pagar nuestras cuentas con ética radical. Yo creo que en una carrera como esta lo importante no es el diseñador, más bien el cliente. No somos artistas que pueden dar un mensaje que ellos quieran sin importarles nadie, ellos expresan opiniones personales a través de imágenes. Sin embargo un diseñador está a cargo de expresar las opiniones, deseos e intenciones de alguien más, una persona o una corporación, y es su obligación como tal el dejar que ese mensaje sea tanto convincente como efectivo.

Para mi la ética profesional se queda en el trabajo, y no tiene relación directa con aquello que defiendas o persigas en tu vida privada, sin embargo no por eso es menos importante, definitivamente apoyo la idea de separar ambas o esta profesión en el mundo real no funcionaría.

Admin
Admin

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 22/08/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario http://diseno1115.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.